21 junio 2009

La voz del violín

La voz del violín
La voce del violino
Andrea Camilleri

Salamandra 2.000 (Sellerio Editore, 1.997)
Trad. María Antonia Menini Pagès

237 pags.


El comisario Salvo Montalbano y su peculiar universo imaginario de Vigàta, en Sicilia, se han ganado innumerables adeptos en nuestro país. Esta novela, perteneciente a la serie de Montalbano, refuerza aún más ante sus lectores, la personalidad del escéptico, irónico y en ocasiones melancólico inspector de policía. La aparente paz siciliana se ve truncada por el asesinato de una extraña. Una joven hermosa, mujer de un médico boloñés, aparece muerta en el chalet de ambos. Pocas pertencias la acompañan en la escena del crimen, aparte de un misterioso violín guardado en su estuche. Su bolsa de joyas se ha esfumado y todas las miradas se centran en un pariente desequilibrado que ha desaparecido la noche del crimen. Montalbano, con su pasimonia habitual, inicia la investigación. No cree a nadie, no se fía de nadie. Tras la muerte de un sospechoso, sus superiores dan por cerrado el caso, pero él ni hablar. Transitando los límites de la legalidad como es su costumbre, Montalbano ha de relacionarse y pactar con los elementos mas indeseables y abyectos del hampa, iniciando un viaje a lo mas oscuro del alma humana, en el fondo, su territorio predilecto.

Es la cuarta entrega del comisario, en esta ocasión, a las complejidades intrínsecas al caso, hay que añadir la rivalidad con la Brigada Móvil, a los que los de las altas esferas intentarán adjudicar el caso. Lo realmente interesante es que a pesar del título, violines hay pocos en el libro, uno dentro de una vitrina, y un histriónico violinista retirado que solo dá conciertos a los vecinos a través de los tabiques de la casa, pues tiene vedado salir a la calle.
No pueden faltar las alusiones gastronómicas, que hacen grandes estas novelas, ni la difícil relación del comisario con Livia y con otras mujeres, ni el aspecto humorístico como siempre con Catarella, ni los secundarios habituales: Mimi Augello, Gallo, etc....ni la mirada omnipotente de la mafia, dispuesta a pescar en río revuelto.
En definitiva, un pasito mas para ir cumpliendo el objetivo de leer/reller las aventuras de nuestro siciliano favorito.